martes, 20 de enero de 2009

Seybaplaya, Campeche, Mexico

Buscando algo desconocido para mochilear buscamos este pequeño destino, tuvimos mucha suerte, pues a mi amiga Italia la mandaron a una reunión de su trabajo, y pues aprovechamos para recorrer sus tranquilas calles en compañia de mi nuevo amigo talango, amigo de Italia desde hace muchos años. Seybaplaya es un pequeño pueblo pesquero, se encuentra al sur de Campeche, a unos cuantos kilómetros para llegar al poblado de Champoton, tomando la carretera libre. Cuenta con una pequeña plaza municipal rodeada de pequeños comercios, una iglesia y un mercado popular. Cuenta con un pequeño malecón, en donde se aprecian las diferentes tipo de lanchas, en la orilla. Los pescadores se la pasan preparando sus redes y reparando sus embarcaciones. Talango y yo no la pasamos buen tiempo contemplando el paisaje sentados en el malecón, viendo la playa y las embarcaciones al salir. Me encanto ver a las señoras con sus pescados en la mano, comprados frescos en las afueras del mercado, caminando por todo el pueblo dirigiéndose hacia sus casas, llevando el sustento diario. Es increíble ver el ritmo de vida tan sedentario de estas personas, un lugar en donde pasa todos los días lo mismo, un lugar en donde a simple vista se ve que su gente disfruta sin ninguna preocupación la vida, donde solo se preocupan por tener el pan diario de cada día.









Visitamos la estatua de Cristo Rey, ubicada en lo mas alto del cerro de Seybaplaya, subiendo así por muchos escalones, este cristo es el protector de los pescadores, la gente sube a brindarle sus ofrendas y a encenderle veladoras. De ahí se puede apreciar todo el pueblo, con una buena vista.

Después recorrimos otras playas de los alrededores, playas tranquilas y solitarias en las que solo tu y tus pensamientos se encuentran contigo mismo.