lunes, 9 de marzo de 2009

Dominical, Costa Rica

Mi estancia en playa dominical fue puro Camping Libre, ya que los pocos hostales estaban todos ocupados, por lo que sin pensarla y al darme cuenta que otra gente acampaba libremente y sin ningún peligro lo hice. Es increíble como quedas instalado en la orilla de la playa, debajo de palmeras altísimas de coco, entre selva tropical y playa!!! uno de los mejores paisajes en lo que había sido mi travesía por Centroamerica.
Playa Dominical es un pequeño poblado, muy concurrido por gente joven, con buen espíritu, buena vibra, se goza mucho el tomar el sol, y por supuesto la practica del Surf, que en mi caso fue Bodyboarding. Aproveche para nadar un poco, me di cuenta que mi condición nadando a distancia es fatal, no como los buenos tiempos cuando se esta mas joven. Relajado, sin preocupación, disfrutando de la increíble naturaleza, de los atardeceres tan hermosos, y por supuesto practicando mi Poi, que mas le podía pedir a la vida. En esos momentos solo pensaba en quedarme en ese sitio para siempre, asi me paso en casi todos los destinos, jeje, es la bendicion de viajar mochileando, y vivir de lo que la naturaleza te brinda, creo que a cualquiera de nosotros nos ha pasado por la mente eso algún día.

Faltaban unos cuantos km para llegar a la frontera con Panamá, lo que me emocionaba un poco y a la ves me entristecía, pues Panamá era el ultimo país por recorrer, el ultimo de Centroamerica, pero claro!!! aun quedaban muchisimos destinos por conocer ya en el regreso a México.

Tuvimos pequeños problemas con los alimentos, pues las tiendas carecían de ellos, muy pocas cosas, esos días estuvimos pegándole a los ricos sandwiches con pan baguette, hasta eso el aguacate les da un riquisimo sabor, jeje.