lunes, 2 de marzo de 2009

Playa Coco, Costa Rica...PURA VIDA!!!

La entrada a Costa Rica fue muy tardada, desde el hecho de salir de Nicaragua, hasta sellar el pasaporte en las oficinas de Migracion de Costa Rica, a causa de tanta gente en espera, unas filas enormes; tardamos como unas 4 horas y media en poder cruzar libremente a ese país. Eso me impacientaba mas y quería ya estar conociendo y recorriendo todas sus ciudades, por el hecho de ser un país tan sonado en México, caracterizado por ser un paraíso, sobre todo para Estados Unidos, ya que ellos lo toman como el patio trasero, jejej, al menos así lo comentan los Ticos, la gente nativa de Costa Rica.


De ahí de Paso Canoas, tomamos un camiónhacia Liberia, con un recorrido aproximado de 1 hora y media. El bus lo llenaron completamente, gente parada en el pasillo, entre ellos yo, lo bueno que estuve cerca del chofer, por lo cual me la pase platicando todo el camino, hasta llegar al destino. El sabia mucho de música mexicana, de varios grupos de rock alternativo de México, unos de ellos era el grupo Mana, de hecho hasta sabia los anos exactos en que habían sacado disco, cosa que yo como mexicano ignoraba, por no gustarme tanto ese genero; pero en fin, si sentí un poco de verguenza por no saber eso siendo un grupo mexicano.

Al llegar a Liberia, en la misma terminal de buses tomamos el otro bus hacia Playa Coco, llegamos casi atardeciendo, por lo que lo vimos muy bonito por entrar por una de las calles principales, con mucha gente, bares, restaurantes, artesanías,etc. Se veía muy animado y concurrido el lugar. Caminamos por todos lados, cenamos un rico pollo en uno de los restaurantes de la zona, una de las cosas que note en esta ciudad, es que practicamente es una zona como para gringos con edad mas avanzada, no tanto para mochileros, la ciudad era bella, pero el ambiente si un poco mas para gente mas grande, no había hostales, solo uno, carisimo por cierto y mucho menos lugares para acampar. El único lugar para acampar, es con el conocido Rolando, un lugar no muy bonito, con baños compartidos horribles, pero horribles, eramos los únicos acampando. No recomiendo para nada este sitio para acampar. Lamentablemente no permiten el camping libre en playa, por lo que no queda de otra mas que quedarse ahí.

Me encanto tanto la vida silvestre, tanta vegetacion; en una ocasión que caminaba, me tope con un huerto de mangos, unos mangos enormes, empecé a cortar unos, al estarlos cortando, en lo mas alto del árbol, había una familia de changos, no se que especie, pero ahí estaban, sentados y quietos viéndome como batallaba para cortarlos, tuve la oportunidad de tomarles una foto.

Al partir de la ciudad, batallamos mucho para conseguir raite, por lo que caminamos como unos 8km con mochila al hombro, vale la pena caminar admirando el paisaje, y disfrutando del atardecer sobre estando en costa rica,, pura vida!!!!