sábado, 7 de marzo de 2009

San Jose, Costa Rica

Que rico se siente andar con toda tranquilidad y confianza en una buena Capital,, así lo viví en San José, a pesar de caminar y recorrerla en gran parte, todas sus calles y gente inspiraban confianza, al menos tuve la suerte de que no aconteciera algo malo, no como otras personas que consideran que es una ciudad con altos índices delictivos; claro que todas las ciudades grandes los tienen, pero en mi caso, todo fue normal. Disfrute mucho mi estancia ahí, sobre todo al poder caminar y caminar sin sentir tanto calor como lo había estado sintiendo en todo el país, pues San José es una ciudad fría y fresca,, que bendición.

Su parque central, me encanto la infinidad de pericos o loros silvestres que se encuentran en los mas altos arboles ubicados ahí en el parque, le dan vida a la ciudad. Fuera en México ya habrían acabado con esa especie de loros. Había un pequeño festival ubicado en el centro de la plaza, me sorprendió la cantidad de gente, no pude identificar si lo hacían cada fin de semana, o solo lo hicieron por ese día, pero era un festival muy animado. Fue una ciudad a la que le saque el mas provecho posible, aunque uno como mochilero prefiere esquivar la urbanizacion e instalarse en poblados o sitios un poco mas solitarios y tranquilos.